Aprender a Debatir

00. Ejemplo inicial: Un gran debate

Foto de un medallón donde aparecen los rostros de Einstein y Huygens

El científico Albert Einstein, en su libro "La evolución de la Física" imagina un debate entre N y H (es decir, entre Newton y Huygens), acerca de la naturaleza de la luz. ¿Es la luz un conjunto de corpúsculos (como opina Newton) o más bien hay que entenderla como formada por ondas (como defendía Huygens).

A continuación, reconstruimos el debate que imagina Einstein entre los dos científicos, con la intención de mostrarte que un debate se basa en el uso de buenos argumentos:

Debate entre Newton y Huygens

N.- Las ondas sonoras se propagan por el aire y las olas oceánicas en el agua. Tiene que haber un medio material a través del cual se propaga toda onda. Sin embargo, la luz atraviesa el vacío. Por tanto, admitir que la luz es una onda que viaja por el vacío equivale a no admitir que sea una onda. [Si es una onda, entonces se propaga por un medio material. La luz no se propaga por un medio material. Por tanto, no es una onda]

 

Foto donde pueden verse unas ondas en el agua

H.- La única salida es admitir la existencia de una sustancia (el éter), que es transparente y está por todas partes. Las ondas luminosas no viajan, pues, en el vacío sino que se propagan por el éter.

N.- Rechazo lo que usted supone: la existencia del éter. En primer lugar, porque introduce una sustancia nueva y la física ya nos habla de demasiadas  sustancias [Newton apela aquí a la simplicidad]. La segunda razón es que, aunque usted cree que todos los fenómenos físicos se explican en términos mecánicos, ¿cómo está constituido el éter de partículas y cómo se comporta en otros fenómenos?

H.- No es problema que se introduzca una sustancia nueva (el éter) porque elimina los casi infinitos corpúsculos materiales. También tiene razón en que no puede explicarse mecánicamente el éter. Pero en el futuro, nuevos experimentos e investigaciones revelarán su estructura.

N.- Ahora me gustaría saber cómo explica su teoría ciertos fenómenos sobre la luz que, sin embargo, son fácilmente explicables por la teoría corpuscular. Como sabe, los rayos de luz se propagan en forma de línea recta. Si colocamos un trozo de papel frente a una lámpara, produce sobre la pared una sombra bien delimitada. Si fuera correcta la teoría ondulatoria, no podrían producirse tales sombras, ya que las ondas bordearían el papel, del mismo modo que las olas marinas rodean una embarcación y siguen su camino.

 

Foto donde puede verse una linterna y el foco recto que la luz de ésta proyecta      Dibujo donde puede verse que un objeto provoca una sombra sobre una pared al encontrarse en la trayectoria entre la luz de unos focos y dicha pared

H.- Tal argumento en contra no es decisivo. Si las ondas del agua en un río incidieran sobre un barco muy grande podría observarse que no pasarían al otro lado. Es muy probable que la luz parezca propagarse en línea recta porque su longitud de onda es muy pequeña en comparación con el tamaño de los obstáculos comunes usados en los experimentos. Si fuese posible, por el contrario, idear obstáculos pequeños, es probable que no se produjeran sombras nítidas. Si pudieran construirse dichos aparatos, se podría decidir que el modelo ondulatorio es el correcto.

N.- No conozco ningún dato experimental que confirme claramente la teoría ondulatoria. Mientras no se pruebe experimentalmente que la luz puede contornear un obstáculo no hay razones para no creer que la teoría corpuscular es superior.

Como has podido ver, el debate se basaba en una discusión sobre la naturaleza de la luz basada en dos opiniones distintas (la luz es una onda, la luz son partículas). Lo importante del debate no está en las opiniones defendidas,  sino en las razones (o argumentos) que cada uno da para justificar esas opiniones. También es importante disponer de argumentos para criticar la opinión de nuestro oponente.

 

VOLVER A TÉCNICAS ARGUMENTATIVAS

Grupo Gorgias -2016-

Top Desktop version