Aprender a Debatir

2. Falacia de la falsa pista

a. Historias de la falacia de la falsa pista

  • La caza del zorro

Grafiti de un zorro caricaturizado      Foto de un perro raza pointer

"¿Saben qué es el arenque rojo? Pues en la terminología policial británica ha quedado como una evidencia de pista falsa. La expresión procede de la caza del zorro. Para entrenar a los perros para que siempre siguieran la pista verdadera, aunque fuera más débil, se utilizaba el arenque rojo que, macerado y ahumado, desprendía un fuerte olor muy característico. Primero se hacía seguir a los sabuesos un rastro de la presa, pero luego, cuando ya se habían habituado al olor, se les obligaba a seguir buscando después de haber pasado por la zona con arenque rojo. El olor del pescado era la pista falsa que tenía como finalidad confundir a los perros que tenían que dar con el rastro verdadero."

  • "El sabueso de los Baskerville"

La novela policíaca está dedicada a esclarecer los casos de delincuencia presentados por sus autores. Los investigadores de los delitos suelen seguir las pistas que van descubriendo. Ahora bien, los novelistas introducen, para mantener o aumentar el suspense, algunas pistas falsas, para desviar la atención de los lectores y que estos no descubran, hasta el final de la novela, al autor o autores de las fechorías que se narran. En una de las novelas más famosas del género policíaco, "El sabueso de los Baskerville"2 de Arthur Conan Doyle, con el célebre detective Serlock Holmes y su compañero, el doctor Watson, encontramos varios ejemplos de pistas falsas:

  1. Dibujo de un sabuesoCuando Sherlock Holmes y Watson están en Londres son seguidos por un hombre en un carruaje con barba negra ("En aquél momento percibí una espesa barba negra y un par de ojos penetrantes que nos miraban desde la ventanilla del coche") . Ese es un elemento de distracción que hace pensar al lector que el hombre que los sigue es Barrymore, el mayordomo de la mansión Baskerville, porque es la única persona que tiene una barba negra. Pero el espía es en realidad Stapleton, el asesino, que se había puesto una barba falsa.
  2. Selden, el asesino de Notting Hill (el preso que se fugó de la cárcel y que estaba escondido en el páramo). Esto despista al lector, haciéndole pensar que Selden está relacionado con la muerte de los Baskerville, porque es un criminal. Sin embargo, Selden no está relacionado con estos asesinatos.
  3. El hombre en el peñasco de granito ("en lo alto del peñasco...se recortó la figura de un hombre, negra como el ébano") es otra falsa pista. La silueta de un hombre que el doctor Watson ve en el páramo en plena noche trata de despistar haciendo pensar equivocadamente que es el asesino. Aunque en realidad es la silueta de Sherlock Holmes, que ha ido a Devon en secreto.

Dibujo de un hombre en lo alto de un peñasco

Las falsas pistas sirven, pues, para distraer al lector, llevándole a pensamientos que le desvían de encontrar al verdadero delincuente.

  • El hombre de Piltdown

Foto de un cráneo de un australopitecus

Este es uno de los casos más llamativos de fraudes en la ciencia (en concreto, en la paleo-antropología, que investiga los restos fósiles de nuestros antepasados) que han existido en la historia. Durante más de 40 años se pensó que se trataba de un auténtico resto fósil, de un "eslabón perdido" entre el mono y el hombre, de acuerdo con la teoría de la evolución.

En 1912 se descubrieron en Piltdown (Inglaterra) unos restos óseos en una cantera. Los obreros que los encontraron los entregaron al arqueólogo Dawson, quien los presentó, junto con el paleontólogo Woodward (del Museo Británico), en la Sociedad Geológica de Londres. Durante muchos años estos restos fósiles fueron considerados auténticos por la comunidad científica, al pensar que respondían a la idea que se tenía sobre el eslabón perdido: un ser dotado de un gran cerebro, aunque con rasgos simiescos. En efecto, el cráneo parecía humano y la mandíbula parecía la de un chimpancé. Sin embargo, en 1953 el Museo Británico tuvo que reconocer que el "hombre de Piltdown" era una falsificación. Alguien había introducido una falsa pista realizando una composición: el cráneo era el de un hombre moderno y la mandíbula pertenecía a un orangután actual y el conjunto había sido retocado para simular la "antigüedad" de los huesos. El color oscuro que tenían se debía a un tratamiento químico. Aunque se pensó que Dawson era el autor, al parecer fue el famoso profesor Sollas, catedrático de geología, que pretendía ridiculizar a su colega Woodward, por envidia profesional. A pesar del fraude, se erigió, por suscripción popular, en el lugar en donde fueron descubiertos, un monumento. La falsa pista distrajo a los científicos durante mucho tiempo, llevándoles a pensar que se había descubierto la verdad, aunque luego se comprobó que fue un engaño.

b. Definición

Puede ser que en un debate se haya presentado un argumento fuerte, difícil de rechazar. Como el adversario no se ve con fuerzas para enfrentarse a este argumento con un contra-argumento, lo que hace es introducir algo que distraiga. Introduce un nuevo argumento con la pretensión de desviar la atención. Introduce una falsa pista para evitar luchar contra el argumento fuerte. Pero hay que tener cuidado, pues la falsa pista ha de tener cierta relación con el argumento que se ha introducido previamente (por ejemplo: si estamos hablando de la importancia económica del cine no podemos desviar la atención hablando de automóviles).

  • Ejemplo 1:

A: En el mundo hay millones de personas condenadas a una pobreza extrema, lo que viene a demostrar que los países con recursos han de cooperar con los países pobres para que el mundo sea más justo.

B: ¡No hace falta irse tan lejos!. En nuestro país hay también personas que lo están pasando mal. El gobierno tendría que ayudarlas.

(B introduce una falsa pista, desvía la atención del argumento de A, para evitar hablar de la cooperación internacional contra la pobreza).

  • Ejemplo 2:

A: Para mejorar la seguridad en la conducción de coches hemos de tener en cuenta, sobre todo, la calidad de los vehículos. Las características técnicas de los coches actuales han reducido el número de accidentes.

B: ¿Te refieres a coches de importación o a coches fabricados aquí?

(B introduce una falsa pista, pues lo importante es el tema de la seguridad, no el lugar donde se fabrica el coche).

Medicina contra esta falacia: Debes indicar que el contrincante ha cambiado el tema que habías introducido con el fin de desviar la atención. Insiste en que no ha contestado al argumento que habías introducido antes.

 


2. "El sabueso de los Baskerville", El país, 2004

VOLVER A FALACIAS CONTRA LA RELEVANCIA

Grupo Gorgias -2016-

Top Desktop version